El Águila Imperial Ibérica

SEO Birdlife / Alzando el vuelo

Inicio > Ecología
Ecología

Hábitat
El águila imperial ibérica utiliza una amplia variedad de los terrenos y hábitats existentes en su área de distribución, desde pinares subalpinos de los sistemas montañosos, hasta formaciones dunares y marismas cercanas al mar.



Alcanza mayores densidades en terrenos de topografía suave o llana donde se combina la existencia de una cobertura arbórea importante, aunque no dominante, y donde se mantienen poblaciones abundantes de conejos. El monte mediterráneo, intercalado con dehesas cultivadas o ganaderas supone un hábitat óptimo cuando no hay persecución humana.

Imágenes de hábitat típicos de águila imperial:

Aunque es una especie forestal, está más ligada a bosques aclarados de llanura o de topografía suave, siendo este su hábitat preferido donde se pueden encontrar sus mayores densidades

Campo de Montiel (Ciudad Real)

 

              

      Marisma de Doñana (Huelva)                     

Uso del espacio

El águila imperial ibérica es una especie territorial, cuyo área de campeo, que ocupa como promedio 30.000 ha.(aunque existe gran variabilidad) se divide en:

Zona de nidificación, entorno del nido con una extensión media de 1.300 ha esta zona es fuertemente defendida por la pareja (frente a otras aves que penetren).
 
Zona de alimentación cercana, cazadero habitual (a poca distancia o adyacente al área de nidificación), ocupa una extensión media de unas 3.000 ha, y también es defendida por la pareja.

Zona de alimentación lejana (o cazadero ocasional), con una extensión promedio de 3.400 ha, más utilizado fuera de la época de nidificación y es compartido con otros ejemplares de esta y otras especies de rapaces.

Reproducción

El período reproductor es uno de los momentos en que las aves son más vulnerables. Se extiende desde el momento de la puesta hasta la independencia juvenil que, en el caso del águila imperial ibérica, es muy dilatado, de unos ocho meses.

A finales de diciembre las águilas comienzan los vuelos de cortejo, que son muy llamativos. La puesta tiene lugar en un intervalo de tiempo comprendido entre mediados de febrero y finales de marzo y la incubación dura unos 44 días. Los pollos, de 1 a 4 por pareja, empiezan a volar a los 75 días, iniciándose un período predispersivo que culmina con la independencia completa hacia los 116-162 días. En ese momento, los jóvenes abandonan el territorio de cría y emprenden la dispersión.

El Águila Imperial, prefiere colocar sus nidos en zonas poco transitadas. Cada pareja, según el grado de molestias causado por presencia humana, utiliza de 2 a 6 nidos que instala en las copas de los árboles.

Las molestias durante la incubación, o cuando los pollos son pequeños, son una causa importante de pérdida de nidos.

Cuando el alimento no es suficiente son frecuentes las agresiones entre hermanos, que terminan con la muerte del más débil, fenómeno conocido como caininismo. Aunque este es un fenómeno común y natural, en una especie en riesgo de extinción es muy importante asegurar en lo posible la supervivencia de los pollos.

Ficha técnica  parámetros reproductivos

Tasa de reproducción:                                1,25 pollos / pareja

(pueden sacar de 1 a 4 pollos por pareja, aunque lo más normal es nidos con 2-3 pollos)

Edad primera reproducción:                      3-4 años

Longevidad:                                                  21-22 años

Generación:                                                  16,4 años

Plumaje adulto:                                 a los 5 años

Puesta:                                                           1-4 huevos (media 2,47)

Periodo de incubación:                               44 días

Permanencia de pollos en nido:                77 días

(Fuente: Ferrer, 1993; Ferrer & Calderón 1990; González, 1991; González & Oria, en prensa)

Alimentación

La alimentación del águila imperial se basa fundamentalmente en una presa: el conejo (Oryctolagus cuniculus). Constituye, en general la mitad de presas capturadas por el águila; llegando en algunos casos hasta el 70 %. Teniendo en cuenta la enorme dependencia del Águila Imperial Ibérica del conejo, resulta lógico que su supervivencia esté estrechamente vinculada al mencionado lagomorfo.

La mixomatosis diezmó espectacularmente las poblaciones de conejos en toda España a partir de 1957, y tuvo consecuencias catastróficas para las pocas águilas imperiales que sobrevivían por entonces. Por una parte, las obligó a cambiar su régimen alimenticio, y por otra, supuso una pérdida de productividad. A finales de los 80, una nueva enfermedad, la Neumonía Hemorrágico Vírica (NHV)  afectó también a los conejos, atacando con virulencia en los primeros años  con lo que vino a reducir drásticamente el número poniéndoselo aún más difícil a las águilas.

Donde había presas de sustitución, por ejemplo, Doñana, las águilas sustituyeron el conejo por aves acuáticas, y en el resto por reptiles, aves e incluso carroña.

Últimas noticias
La Red de Escuelas por el águila imperial y el colegio Ponce de León
Publicado el 21/05/2015
El próximo 9 de Junio La Red de Escuelas por el águila imperial visitará el colegio Ponce de León de Madrid. Este centro educativo lleva más de 30 años trabajando por la educaci&oacut...
El águila imperial alza el vuelo sobre las escuelas
Publicado el 03/11/2014
Durante las próximas semanas  cerca de 1000 alumnos madrileños participarán en los 30 talleres y charlas para conocer el águila imperial ibérica. En esta ocasión ha sido la Comun...


Síguenos en:
Usuarios de la Red
Usuarios
Últimas actividades
El águila imperial vuela hasta las escuelas de la Red.

Durante las próximas semanas  cerca de 1.000 alumnos madrileños participarán en los 30 talleres y...

PRÓXIMAS CHARLAS Y TALLERES EN LAS ESCUELAS

El águila i...

Blog
Webcam del águila temporada 2014
Llevamos ya varias semanas disfrutando de las imágenes de la pareja de águilas imperiales e...